Consecuencias de los excesos durante las fallas

Estas en plena semana fallera. Te levantas a las 11 de la mañana escuchando una banda de musica pasando por debajo de tu casa con trompetas, saxofones y tambores. Das un salto desde la cama y sales a la ventana sintiendo dolor de cabeza, náuseas, cansancio y mareo… anoche tomaste unas copas y tan sólo has dormido cuatro horas. En ese momento notas como los rayos de sol entran por la ventana y te vuelve a seducir la idea de salir a la calle y vivir el ambiente con tus amigos/as, así que decides bajar a la calle y disfrutar de un aperitivo al sol antes de la mascletà. Después, son las paellas de tu barrio. Al acabar, vais todos juntos a ver los ninots y a tomar un chocolate con churros. El paseo continúa hasta la hora de ir a ver las calles iluminadas al barrio de Ruzafa. Para cenar está previsto hacer una torrà con tus amigos de la falla y disfrutar del baile y la música que resuena en Valencia de noche. Todo esto es el plan de un sólo día en Fallas.

Las Fallas, conocidas como un gran acontecimiento cultural y único, constituyen un momento excelente para reunirse con familiares, amigos y gente del barrio a la que no se suele ver el resto del año. Con ellos se puede salir a la calle para disfrutar del buen ambiente, las mascletàs, la nit del foc, las calles iluminadas, los mercados ambulantes, las paellas, y los tantos y tantos puestos de churros y buñuelos que hay por las calles. Del mismo modo, se puede llegar a conocer a los visitantes y participar de la fiesta.

Sin embargo, vemos que en la actualidad este significado no corresponde siempre a lo mencionado anteriormente. Mientras que antes se vivía como un encuentro social entre amigos y familiares, ahora, es común ver cómo jóvenes y adolescentes dedican estas fiestas a acostarse a las 7 de la mañana todos los días. De tal forma que la bisoña tradición de recorrerse Valencia para disfrutar de todos los monumentos, tomar un aperitivo con los amigos antes de comer o ir a la mascletà pasan a un tercer palno. Incluso pueden llegar a utilizar otras sustancias para poder aguantar el día siguiente con la misma energía.  Esta es una forma de vivir las Fallas en la que se tiende al abuso de alcohol y sustancias adictivas, perdiendo así todo el interés cultural y social que tienen las mismas.

Tanto los jóvenes como los adultos no son conscientes de las graves consecuencias que el abuso de alcohol y otras sustancias conllevan, ya que la gran mayoría lo hace para desinhibirse y pasarlo bien. Sin embargo, a edades cada vez más tempranas es cuando los jóvenes y adolescentes empiezan a consumir alcohol y drogas, situándose la media de edad entre los 13 y 16 años.

Fuente: Encuesta ESTUDES 2012-2013. Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Fuente: Encuesta ESTUDES 2012-2013. Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Entre algunas de sus consecuencias del consumo elevado de alcohol, podemos encontrar:

  • Consecuencias físicas:

- Arritmias

- Aumento de la tensión arterial

- Disminución de masa corporal

- Cardiopatía isquémica

- Complicaciones endocrinas y en el parto

-  Gastritis

-  Problemas hepáticos (cirrosis, …)

-  Parálisis respiratoria

- Riesgo de patología cardiovascular

-        Delirium tremens

  • Consecuencias psicológicas:

-  Problemas sensoriomotores

- Inconsciencia

-  Deterioro de la memoria

-  Aumento de agresión y violencia

-  Síndrome de Wernicke – Korsakoff

Por último, el consumo excesivo de drogas puede afectar gravemente a diferentes áreas de tu vida cotidiana, siendo algunas de sus consecuencias principales:

Consecuencias físicas:         

- Pérdida de autocontrol y de la voluntad.
- Agresividad
- Enfermedades cardiovasculares
- Intoxicación por el consumo

  • Consecuencias psicológicas:

- Apatía
- Desinterés por las que cosas que solías hacer
- Ansiedad
- Pérdida del estímulo de los logros personales y profesionales
- Psicosis o Delirios
- Irritabilidad

Además de todas las consecuencias mencionadas debido al abuso continuado de estas, se pueden ver afectadas las relaciones tanto familiares, como las amistades o en el trabajo; sufriendo marginación, robo, aislamiento, despido e incluso pérdida. Esto puede tomar el control de tu vida, puedes perder tu vida.

Con todo esto, hemos querido remarcar el verdadero significado que tienen las Fallas, resaltando la importancia de vivirlas en grupo, disfrutando de cada uno de sus encantos sin llegar a ponernos en peligro a nosotros mismos y a los que tenemos a nuestro alrededor.

Firmado

Psicólogas en Prácticas: Teresa y Mipu

Esta entrada fue publicada en Psicología Clínica y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>