¿DISFRUTAS DE LA NAVIDAD?

Llega diciembre y con él la Navidad, sinónimo para muchos de celebraciones. Allí donde vayamos encontraremos luces y adornos navideños. Los medios de comunicación nos recuerdan constantemente la época en la que estamos y lo que ello conlleva: gran actividad comercial, problemas de tránsito en las carreteras, huelgas en los aeropuertos, etc.

El ambiente previo a estos días está un poco alterado, empiezan los nervios y las preocupaciones por cumplir las expectativas que nuestra cultura se encarga de imponer y seguir con la tradición de cada año. Si nos remontásemos en el tiempo un par de décadas, encontraríamos otra forma de ver la Navidad.

En estos días los excesos están bien vistos y no importa salirse, un poco o mucho, de la norma. No sólo en las fechas señaladas, sino a lo largo de todo el mes, la persona se permite “el derecho” y la libertad de festejar. Nos encontramos en el mes de las cenas de empresa, donde aquel empleado que vaya más ebrio y monte el espectáculo pasará a ser el empleado del mes. Dentro del ambiente juvenil, encontramos la famosa “nochevieja universitaria” donde además de festejar el cambio de año varias semanas antes del día, el único fin es beber excesivamente alcohol. Y es que, nosotros/as mismos, hemos llevado estas fechas a un extremo en el que todo se magnifica y parece que “cuanto más, mejor”.

Es importante recordar que los excesos acarrean consecuencias negativas,

tanto a nivel físico como psicológico. Si nos paramos a reflexionar, ¿Cuántas personas, tanto adultos como jóvenes, pasan el día 1 de enero en la cama o, lo que es peor, en puertas de urgencias de un hospital? Debemos tomar conciencia de que éstos abusos son perjudiciales para la salud y que el modelo que estamos transmitiendo a los más jóvenes se contradice con los hábitos saludables que intentamos inculcar durante el resto del año.

Es el ideal navideño que nos impone la sociedad, donde el materialismo es lo más importante, el que nos produce malestar si no conseguimos alcanzar nuestras expectativas. El consumismo provoca que las personas nos focalicemos sólo en lo superficial y olvidemos el significado de nuestras tradiciones. Es importante valorar esta época como un tiempo para pasar con los seres que más apreciamos, adaptándonos a las circunstancias de cada uno.

Dedicarnos de lleno a los preparativos navideños puede influir negativamente en nuestro estado de ánimo, y esto a su vez en nuestras relaciones con los que nos rodean. Es muy importante ser conscientes que muchas mujeres, por la tradicional asignación de roles, se ven muy presionadas a la hora de asumir la mayor parte de estos preparativos, realizando compras, prepararando comidas y cenas familiares, y en definitiva, asumiendo muchas mas resposabilidades que les impide disfrutar plenamente de las navidades.

En la situación económica en la que nos encontramos actualmente, se hace muy difícil mantener la concepción que tenemos sobre estas fiestas. La preocupación por satisfacer nuestras expectativas y las de nuestro entorno, puede generarnos sentimientos negativos de estrés, malestar, tristeza y ansiedad.

Podemos combatir estos sentimientos negativos planificando y organizando nuestro tiempo, de manera que tengamos el suficiente para disfrutar de las personas y actividades placenteras. Es recomendable dedicar esos días libres, que no se presentan en otra época del año, para disfrutar y realizar actividades que nos agraden. Existen diversidad de opciones como pasar tiempo con amigos o familiares que no vemos habitualmente,  ver algún espectáculo, o simplemente, dedicarnos a nosotros/as algunos momentos de tranquilidad en casa o al aire libre, que nos ayudarán a desconectar de nuestras habituales preocupaciones.

Autoras: Sara Aguado y Esther Jiménez

Psicólogas en prácticas en Astarté, Gabinete de psicología

 

Esta entrada fue publicada en Psicología Clínica, Terapia de Grupo. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>