El perfeccionismo infantil

El perfeccionismo es una disfunción primordialmente cognitiva, caracterizada por una serie de creencias irracionales y estructuras rígidas de pensamiento, pero que repercute en una serie de conductas y emociones disfuncionales.

Hay niños/as que entran en crisis cuando algo no sale perfecto. Quieren ser los mejores en todo y, ante la mínima equivocación, se angustian y se frustran. Son niños/as con niveles altos de autoexigencia, pequeños perfeccionistas que buscan destacar en cualquier actividad y que no toleran un “bien” como resultado.

Además, tienden a ser autocríticos en exceso y  nunca están conformes con lo que hacen. Pueden llegar, incluso, a dejar de participar en actividades si creen que no van a ser los mejores.

Otros niños/as se preocupan en exceso por su desempeño porque sienten que su trabajo (o su conducta) va a ser evaluado por otra persona. Estos jóvenes pueden pensar que si no son perfectos, perderán el respeto de sus padres o maestros.

Cierta dosis de perfeccionismo puede ser una ventaja en algunos aspectos, ya que promueve el esfuerzo y el trabajo bien hecho. Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones puede llegar a ser una “obsesión” y provocar ansiedad, inseguridad, insatisfacción y frustración. Además, la simple idea de equivocarse puede producir, en estos niños/as, temor y angustia. No aceptan que cometer errores es algo natural, que forma parte del proceso de aprendizaje, y lo viven como un error personal, como un fracaso.

Si este problema no se trabaja, cuando sean adultos serán personas muy exigentes tanto con ellos como con quienes les rodean ya sea pareja, hijos/as o compañeros/as de trabajo. Por ello, será difícil tener un trato cercano con ellos/as ya que sus exigencias no tienen límite.  Eso sí, serán personas muy organizadas y eficientes en su trabajo.

Las terapias utilizadas para abordarlo, suelen integrar a la familia en el proceso porque una de las hipótesis acerca de la génesis del perfeccionismo infantil pone la mira en el entorno familiar, específicamente en las relaciones padres-hijos/as, como facilitadoras del trastorno.

Recomendaciones Prácticas

Está bien que para educar a los/as niños/as hacia el éxito, debemos motivarles hacia el esfuerzo y el trabajo bien hecho pero no olvidemos ayudarles a perseguir sus propias metas reales y a desarrollar una autoestima que les permita aceptar sus capacidades.

Como recomendaciones, es importante:

  • Tener en cuenta las capacidades de los/as niños/as y no nuestros deseos personales como padres.
  • Recordar que somos sus modelos a seguir, por tanto, debemos aceptar nuestros errores y  expresarlos de una manera positiva.
  • Animarles a realizar actividades que sabemos que evita porque no es perfecto o no es el mejor y enseñarle a hacerlo por mera diversión.
  • Ayudarles a que desarrollen un buen concepto de sí mismos, se acepten, crean en ellos, se valoren y se amen sin esa necesidad fantasiosa de ser perfecto.
  • No confundir el perfeccionismo con el deseo de mejorar y de hacer bien las cosas.
  • Ayudarles a aceptar que cometer errores es algo natural y que es parte del proceso de aprendizaje.
  • Restar importancia cuando no logran un objetivo, pero elogiar el esfuerzo que han realizado. Es necesario que se fijen objetivos realistas ayudándoles a que sepan reconocer sus fortalezas aceptando también sus debilidades. Esto incrementará su confianza.
  • Evitar las comparaciones con los demás, haciéndoles ver que sus logros, para  ti, son los más importantes, ayudándole a aceptar los logros de los demás.
  • Practicar técnicas de relajación.

Nuria Díaz Vilar. Psicóloga Infantil – Colaboradora de Astarté

Esta entrada fue publicada en Psicología infantil y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>