Cómo estudiar de una forma eficaz y eficiente

La hora de hacer los deberes y ponerse a estudiar implica una de las más grandes batallas que los padres tenemos que lidiar con nuestros/as hijos/as. No sabemos cómo animarles, cómo conseguir que adquieran el hábito de ponerse a estudiar, siendo una tarea muy difícil ya que depende de muchos factores.

Algunos de estos factores, que condicionan el resultado escolar, no son fácilmente identificables (hablamos de  la autoestima) mientras que otros, aunque cuestan menos de identificar, no los sabemos potenciar por ejemplo, la motivación.

En este artículo nos vamos a centrar en el segundo de ellos, la motivación.

Normalmente, motivamos a nuestros/as hijos/as a través de premios y castigos. No queremos decir que este sistema esté mal, pero si que es cierto que podemos hacer muchas más cosas para poder motivarles. Lo mejor, es empezar desde que son muy pequeños.  A continuación os dejo algunas ideas que podéis trabajar para mejorar su motivación:

  1. Fomenta su curiosidad innata. Ármate de paciencia y contesta con interés a sus preguntas. Como no lo sabes todo, enséñale a buscar la información.

  2. Enséñale a aprender. Aprovecha su curiosidad para desarrollar su inquietud por el aprendizaje. Empieza con temas que le interesen y verás cómo unos temas llevan a otros.

  3. Valora el colegio. Habla con frecuencia del colegio como un lugar beneficioso para su desarrollo físico e intelectual y muestra interés por lo que hace en él.

  4. Enseña con el ejemplo. Lo que les enseña es lo que hacemos. Es importante dedicar un rato del día a leer, estudiar, investigar por internet, etc

  5. Facilitemos su autonomía y no seamos sobreprotectores. Déjale que se esfuerce desde bien pequeñito para que aprenda que el esfuerzo conduce al éxito. Debe aprender que no todo sale a la primera y por ello hay que seguir intentándolo. De esta forma, también vamos a reforzar su autoestima.

  6. Ambiente de estudio. A partir de primaria, lo mejor es que tenga su propio lugar de estudio.

  7. Si queremos que se habitúe a leer, que haya libros a su alrededor fácilmente accesibles.

  8. Dedícale tiempo. Juega, habla, estudia, lee, investiga con él.

  9. Visualiza con él su futuro. Si tu hijo/a ya es adolescente, un buen ejercicio consiste en fantasear sobre su futuro, pensar qué quiere ser de mayor y explicarle que el estudio es un medio para conseguir ese trabajo que le gusta.

  10. Demuestra satisfacción por sus logros y valora el esfuerzo más que el resultado.

Esta es una breve pauta de los trabajos que se pueden hacer con los hijos/as para que puedan encontrarse más motivados a la hora de realizar sus tareas. Un esfuerzo de los padres que también pueden encontrar ayuda en centros como Astarté Gabinete de Psicología que prepara dos grupos para poder ayudar a padres, madres e hijos/as. Para más información pueden acceder al siguiente enlace o acudir a las charlas informativas gratuitas que los próximos 22 y 23 de noviembre realizaremos en el centro situado en la calle Hugo de Moncada nº3 bajo (Siempre con cita previa llamando al 661 609 695). Os esperamos.

Esta entrada fue publicada en Psicología infantil y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>